Papiloma de Virus Humano VPH

papiloma

Es el responsable de las verrugas genitales y puede producirlas en el pene, la vulva, la uretra, la vagina, el cuello uterino y alrededor del ano. Está relacionado también con la aparición de casos de cáncer de cuello de útero y otros tipos de cáncer genital.

Existen más de 100 tipos de VPH. La mayoría son inofensivos, pero varios de ellos se asocian con un mayor riesgo de tener cáncer. Se clasifican como de bajo riesgo o de alto riesgo. Los VPH de bajo riesgo pueden causar verrugas genitales. En las mujeres, los VPH de alto riesgo pueden conducir al cáncer en el cuello uterino, vulva, vagina y ano. En los hombres, pueden conducir al cáncer del ano y del pene.
La infección con el VPH alrededor de los genitales es común, aunque la mayoría de las personas son asintomáticas. No obstante, incluso si la persona NO tiene síntomas, debe recibir tratamiento para evitar complicaciones y la diseminación de la afección a otros.

Estas verrugas pueden ser elevadas o ser planas, grandes o pequeñas. Puede haber una sola verruga o más de una en el mismo área. Las verrugas pueden ser rosadas, del color de la piel, rojas o marrones. Algunas protuberancias crecen juntas y se parecen a un coliflor.
El PVH y las verrugas genitales se transmiten generalmente por contacto directo de piel con piel al tener relaciones sexuales por vía vaginal, anal u oral con una persona que tiene esta infección
Dado que el VPH puede conducir a cambios cancerígenos y cambios premalignos en el cuello uterino, es importante que esta condición se diagnostique y se trate. El examen de Papanicolaou realizado en forma periódica es necesario para detectar el VPH u otros cambios anormales relacionados con este virus. Se debe realizar esta sencilla prueba a partir del momento del inicio de las relaciones sexuales, o a partir de los 21 años de edad.

Los siguientes factores ponen a una persona en alto riesgo de desarrollar verrugas genitales y otras complicaciones del VPH:

  • Tener múltiples compañeros sexuales
  • Desconocer si alguien con quien se ha tenido una relación sexual tiene una enfermedad de transmisión sexual
  • Iniciación temprana de la actividad sexual
  • Consumo de alcohol y tabaco
  • Estrés y otras infecciones virales (como VIH o herpes) al mismo tiempo

papiloma2

El uso de preservativo en las relaciones sexuales reduce las probabilidades de adquirir o diseminar el VPH. Sin embargo hay que tener en cuenta que que el VPH se puede transmitir de una persona a otra aún cuando no haya verrugas visibles u otros síntomas y hay zonas que el preservativo no protege. La piel cercana a las verrugas y alrededor de los genitales, el ano y otras áreas puede trasmitir el virus de una persona a otra.

El tratamiento debe ser individualizado a la situación de cada paciente. Puede ser farmacológico, mediante el empleo de láser, e, incluso, quirúrgico.