Enfermedades de transmisión sexual

Las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS), hasta finales del siglo pasado conocidas como Enfermedades Venéreas, comprenden una serie de enfermedades de naturaleza infecciosa, en las que la transmisión sexual –tanto en relaciones hetero como homosexuales.

Enfermedades de transmisión sexual

Existen un gran número de agentes de todo tipo que las producen, destacando:

Bacterias:

  • Treponema pallidum (sífilis o chancro duro)
  • Neisseria gonorrhoeae (gonococia o gonorrea o blenorragia)
  • Haemophilus Ducreyi (chancro blando)
  • Chlamydia trachomatis :
    • linfogranuloma venéreo .
    • uretritis.
    • Cervicitis.
    • Proctitis.

Virus:

  • VIH I y VIH II (Sida)
  • Papilomavirus humano (HPV)
  • Virus del Herpes 1 y 2 (Herpes genital)
  • Virus de la Hepatitis B y C
  • Virus del Mulluscum contagiosum
  • Citomegalovirus

Hongos:

  • Cándida albicans ( candidiasis o algodoncillo)

Protozoos:

  • Tricomonas vaginalis

Artrópodos:

  • Sarcoptes scabiei (sarna)
  • Phthyrus pubis (ladilla)
La importancia de las ETS radica en el elevado número de casos que aparecen en la población y a las posibles complicaciones a las que pueden dar lugar si no son bien tratadas ( enfermedad Inflamatoria Pelviana, embarazos ectópicos, oftalmias neonatorum, esterilidad, carcinoma de cuello uterino, …) asi como Invalideces y secuelas importantes y los elevados costes económicos y sociales que provocan.

La fotografía original ha sido extraída de la página web sexualhealthcare.net.